Nueva York

Una semana en Nueva York: ¡descúbrela!

Categories: Tags: ,

¿Planeando una escapada a la ciudad de tus sueños? Si es la primera vez o sólo dispones de una semana en Nueva York, toma buena nota de estos lugares imprescindibles.

Museos que visitar en Nueva York durante 7 días

Museo Metropolitano del Arte: o MET, como lo apodan cariñosamente los neoyorquinos, es uno de los diez más visitados del mundo, con casi seis millones de usuarios anuales. Detenerse a contemplar cada una de sus joyas es imposible no sólo en un día, sino en una semana en Nueva York, por lo que te recomendamos ser muy selectivo y pararte sólo ante aquellas piezas que puedan resultar de tu interés. Recuerda que, aunque indiquen que el precio de la entrada es de 25 dólares, se trata de una cantidad aproximada y puedes dejar el donativo que más se adapte a tu bolsillo.

MOMA: la colección de arte moderno más importante del mundo ofrece entrada gratuita cada viernes de 4 a 8 de la tarde. Aprovecha esa franja horaria para ahorrar 25 dólares y deleitarte con La noche estrellada, de Van Gogh, Las Señoritas de Aviñón, de Picasso, y otras telas de Dalí o Miró.

Guggenheim: su arquitecto, Frank Lloyd Wright, fue duramente criticado por diseñar un edificio capaz de eclipsar la exhibición que acogería en su interior. Aunque debido a su limitado espacio y al intercambio de cuadros con otros museos Guggenheim del mundo, las obras que expone varían durante el año, es habitual encontrar lienzos de Van Gogh, Chagall, Picasso o Kandinsky.

 

1

 

 

Museo del 11-S: inaugurado 13 años después de los trágicos atentados que cambiaron la historia de los Estados Unidos, rinde homenaje a las casi 3.000 personas fallecidas el 11 de septiembre de 2001. Impactantes objetos recuperados entre los escombros de las Torres Gemelas, documentos audiovisuales como vídeos del momento en que los terroristas accedieron a los controles de seguridad de los diferentes aeropuertos, o el traje del soldado que acabó con la vida de Osama Bin Laden, no dejan indiferente a nadie.

Frick Collection: una de las salas de Nueva York menos conocidos por el gran público es también una de las más recomendables. La mansión de 16 habitaciones del magnate del acero Henry Clay Frick acoge obras de Goya, El Greco o Rembrandt. Los domingos, de 11 de la mañana a 1 de la tarde, puedes visitarlo donando la cantidad que quieras o puedas, economizando así 22 dólares que te vendrán de maravilla para gastar en Nueva York en 7 días. Si viajas con niños, recuerda que no está permitida la entrada a menores de 10 años.

Si, como acabamos de comentar, viajas con los pequeños de la casa, no dejes de pasarte por tres museos donde se divertirán de lo lindo: Historia Natural, Intrepid Sea, Air & Space Museum o Madame Tussauds. ¡Les encantarán!

Edificios para admirar en una semana en Nueva York

Empire State Building: fue el edificio más alto del mundo entre 1931 y 1972 y, tras la caída de las Torres Gemelas, es el tercero de mayor envergadura en la capital estadounidense, por detrás de la One World Trade Center y el 432 de Park Avenue. Subir al primero de sus miradores, en la planta 86, cuesta 32 dólares, mientras que continuar hasta el segundo, en el piso 102, conlleva un suplemento de 20 dólares. Te recomendamos las primeras horas de la mañana para evitar largas colas o, en su defecto, un ticket VIP que, por 80 dólares, permite acceso exprés a ambas plataformas.

Top of the Rock: aunque con menor altura que el anteriormente citado, sus vistas de Central Park y del propio Empire State son imprescindibles en este itinerario de 7 días por Nueva York. En Navidad, la plaza de Rockefeller Center acoge la famosa pista de patinaje sobre hielo y el enorme abeto adornado que tantas veces has visto en el cine.

Grand Central Station: otro de los escenarios preferidos para largometrajes rodados en la Gran Manzana es también una de las joyas arquitectónicas que no perderse. Más de 100.000 personas utilizan a diario una estación que también acoge en su interior multitud de tiendas y restaurantes, como el famoso Oyster Bar & Restaurant, con treinta variedades de ostras y ochenta referencias de vinos por copas.

Chrysler Building: diseñado con elementos que tratan de recordar a un automóvil, y con 319 metros de altura, es uno de los símbolos de la ciudad y uno de los rascacielos favoritos de neoyorquinos y turistas. El vestíbulo del Chrysler Building permanece abierto desde las 8:00 hasta las 18:00, de lunes a viernes, y la entrada es gratuita. Aprovecha para hacer un combinado Grand Central-Chrysler, ya que si te bajas en la parada de metro de la estación hay una salida que entra directamente al hall.

Flatiron: ¿te suena de algo el estilo Beaux Arts? Con 22 pisos y 87 metros de altura, el Flatiron es uno de los rascacielos más antiguos de Manhattan y, sin duda, el más original, ya que en su extremo redondeado la torre triangular tiene sólo dos metros de ancho.

Biblioteca Pública de Nueva York: una de las más importantes del mundo y con mayor contenido de América, situada en la Quinta Avenida. Si eres fan de ‘Los Cazafantasmas’, efectivamente, aquí sucede el primero de los fenómenos paranormales de la película de Bill Murray.

Otros must que ver y hacer en Nueva York en una semana

Central Park: el principal pulmón de Manhattan mide más de cuatro kilómetros de largo y 800 metros de ancho, siendo el parque urbano más grande la ciudad. Con 340 hectáreas, alberga en su interior el Zoo de Central Park, además de lagos artificiales, cascadas y praderas. Ya sea para montar en bicicleta, practicar running, patinar, hacer un pícnic o, simplemente, pasear, apúntalo como imprescindible para un viaje de 7 días en Nueva York.

 

2

 

 

Estatua de la Libertad: con 46 metros de altura (93, si contamos la base), es famosa en medio mundo y ha sido destruida, cinematográficamente hablando, en muchas ocasiones. Se encuentra en Liberty Island, a la que se accede en ferry desde el muelle de Battery Park. Para subir al mirador es necesario comprar previamente las entradas on line, ya que las visitas se limitan a 30 personas por hora.

Wall Street: tan ajetreada de lunes a viernes como solitaria en fin de semana, una de las calles donde más dinero se mueve ve pasar ejecutivos trajeados de camino al Federal Hall, donde George Washington se proclamó como primer presidente, y la Bolsa, que desde los atentados del 11 de septiembre ya no puede visitarse. A escasos metros, en el parque Bowling, te espera una de las postales más típicas: el toro de Wall Street, escultura de bronce de 3.200 kilos.

Times Square: pocos sitios pueden contagiar más vida que Times Square: luces de neón, carteles publicitarios, hoteles, restaurantes, bares, teatros, museos… Una de las imágenes más famosas del globo terráqueo transcurre en el cruce de la Séptima Avenida con Broadway. No es apta para enemigos de los agobios, pero, si entre tus planes para una semana en Nueva York entra acudir a un musical, aguanta la cola de Tkts, bajo las escaleras rojas, donde puedes encontrar tickets a precios reducidos para el mismo día de función.

 

3

 

Quinta Avenida: la ‘Avenida de los Millonarios’ cruza la isla de norte a sur, al igual que sus seis hermanas. Una de las calles más comerciales del planeta es el sueño hecho realidad para los amantes del shopping, con sucursales de todas las grandes firmas que uno pueda imaginar, desde Prada a Zara, pasando por Banana Republic o Apple, y la archifamosa joyería Tiffany’s.

High Line Elevated Park: este parque urbano elevado construido sobre una antigua línea de ferrocarril fue terminado en 2014. Con 2 kilómetros de longitud, recorre desde Gansevoort Street hasta la calle 34 de la parte oeste. Diferentes eventos se llevan a cabo de manera gratuita impartidas por voluntarios en High Line, como visitas guiadas o clases de Pilates.

Puente de Brooklyn: testigo de películas como Manhattan, Godzilla o Deep Impact, uno de los puentes más célebres del mundo tiene una longitud de 1.825 metros. Crúzalo para obtener una de las mejores imágenes de tus 7 días en Nueva York, a ser posible, de noche.

Comer en la calle: ya sabemos que en España no es una costumbre habitual, pero la Gran Manzana no descansa y una de las mejores maneras de aprovechar el tiempo es comer en la calle. A cada paso encontrarás puestos de perritos calientes (a un par de dólares con diferentes toppings) y pequeñas tiendas donde las porciones de pizza (slides) pueden costar un simple dólar. Otra opción es comprar comida en cualquier supermercado y saborearla mientras sigues haciendo turismo.

Barrios que recorrer en una semana en Nueva York

Chinatown: el lugar de residencia de la mayoría de asiáticos es uno de los barrios más transitados. Además de tiendas y sótanos ilegales donde comprar todo tipo de falsificaciones, como bolsos, relojes o joyas, aprovechad Chinatown para probar su gastronomía más auténtica, en los alrededores de las calles Canal y Mott, a precios de risa.

Little Italy: aunque absorbido en gran parte por Chinatown, aún mantiene su encanto y en él podemos encontrar auténticas tiendas de productos italianos, cafeterías y restaurantes donde saborear la mejor cocina del país mediterráneo, como Ferrara Bakery & Cafe, una de las pastelerías más antiguas y famosas, o Lombardi’s, primera pizzería de los Estados Unidos.

SoHo: su nombre es acrónimo de South of Houston, calle con la que delimita, y es uno de los vecindarios más populares que debes incluir entre las cosas que hacer 7 días en Nueva York. Locales de moda, anticuarios y galerías de arte conviven con los dueños de impresionantes lofts, antiguas industrias hoy reconvertidas en viviendas de lujo.

Harlem: alejado por completo de la peligrosidad de épocas pasadas, es un auténtico espectáculo caminar por sus calles un domingo cualquiera, cuando los feligreses se dirigen a las iglesias ataviados con sus mejores galas. No pierdas la oportunidad de acudir a una misa gospel y, después, probar la soul food, comida tradicional afroamericana similar a la del sur de los EE.UU.: pollo frito, boniatos, frijoles…

TriBeCa: este Triangle Below Canal Street está situado en la parte baja de la isla y, al igual que el SoHo, es uno de los barrios más solicitados. Cuenta con su propio festival de cine, creado por uno de sus vecinos más ilustres, Robert de Niro, y alberga algunos de los bares, restaurantes y tiendas de moda de Manhattan.

 

4

Fuente: skyscanner

Fin de Año en Nueva York

Categories: Tags: ,

 

new-22

 

Pasar la última noche del año en Nueva York es el sueño de muchos. La ciudad es famosa por sus fiestas y por la ceremonia de Nochevieja en Times Square. Joven o mayor, con niños, con amigos o con tu pareja, Nueva York tiene siempre algo que ofrecer. ¿No quieres estar en un bar o en una discoteca toda la noche? Hay muchas otras opciones para celebrar Fin de Año, entre ellas en Central Park, por ejemplo, ¡o en un crucero!

New Year’s Eve Ball Drop en Times Square

El famoso evento de Nueva York en el que una bola gigante cae desde el tejado del One Times Square reúne a miles de personas cada año. Cuando la bola cae a medianoche, la gente estalla de júbilo. Parece una experiencia increíble en la televisión, pero en realidad no es todo tan bonito. Para empezar es en pleno invierno, y hace mucho frío en Nueva York. Para tener un buen sitio la gente llega 12 o 18 horas antes a la plaza. Imagínate congelarte de frío y no poder ir al baño en todo ese tiempo. Demasiado sacrificio para un evento que dura 10 segundos. No hay fiesta después (a las 00:15 Times Square está vacía, todo el mundo está buscando un baño), no hay fuegos artificiales en la plaza y no se puede beber alcohol en la calle. Así que mi consejo es evitar esta ceremonia.

New Year’s Eve Times Square Ball Drop Party

Una entrada normal para una fiesta de Nochevieja en un bar o restaurante cuesta entre 250 o 500 dólares. Ese es el precio de la New Year’s Eve Times Square Ball Drop Party también. Las entradas se venden muy rápido a pesar de ser caras.

 

new-21

 

La mejor opción para el Fin de Año en Nueva York: un crucero

La mejor manera de pasar una velada inolvidable en Fin de Año en Nueva York es haciendo un crucero. No será el típico tour, sino una verdadera fiesta de Nochevieja en un barco, con vistas a Manhattan y descorchando botellas de champagne a media noche bajo los fuegos artificiales. Hay varios tours disponibles para la noche de Fin de Año: algunos incluyen cena o DJ, otros son muy lujosos. Todos ellos incluyen barra libre, champagne a media noche y diversión asegurada.

Las fiestas de Fin de Año en Nueva York

Si Nueva York siempre tiene una vida nocturna muy intensa, imagínate durante la última noche del año. Para los que quieran celebrar la entrada del nuevo año bailando hay multitud de fiestas para elegir. He hecho una selección personal basándome en la edad y el estilo. Si no tienes planes para Nochevieja en Nueva York probablemente no lo pasarás muy bien: no puedes aparecer en el último minuto en cualquier lugar porque aunque llegues a conseguir una entrada pagarás el doble. Lo mejor que puedes hacer es reservar tus entradas con mucha antelación.

Central Park en Fin de Año

Las familias que pasan Fin de Año en Nueva York pueden decantarse por Central Park, y los niños de todas las edades disfrutarán. Los fuegos artificiales se lanzan a media noche desde Naumburg Bandshell, un escenario en el que se celebran conciertos (ubicado entre las calles 66th y 72nd), y se pueden ver desde cualquier punto de Central Park.

 

new-23

 

Fuente: nuevayork